martes, 11 de septiembre de 2007

Los placeres de la pobreza...

Cuando llegan los amigos siempre hay un placer especial, sobre todo cuando todos somos gourmand. Ponemos la mesa con un arte sin precedentes, nada puede faltar, nadie se ha de parar. Mis amigos son argentinos, descendientes de italianos (no sugars, no es Italia la llena de argentinos, sino al revés), los Monghe y Fernández Basatti- Campodónico, que son un par de primos muy especiales. Chile se llena de olor a pizza y gnochis por completo y el vino no para de fluir, inerte y resignado a ser engullido. Comer duele, "dopo" no nos podemos siquiera parar ni reir, se siente pésimo, sin embargo, el lazo que nos ata a Chile es fenómenal: somos intrínsecamente sadomaso culinarios, pues lo sabemos y lo hacemos. Todo ronda en torno a llenarse de risas, chistes, gritos y todo aquello que alguna vez se precie de haber sido trigo. Saltan los ojos y se pone el cuerpo en ángulo obtuso. El ombligo explota y no se pueden ver los pies. Juramos: nunca más como tanto", juramos en vano, dios nos castigará. Esta vez sólo podía preparales mi especialidad, en un horno que tiene el placer de haberme visto nacer: mi queque integral de zanahoria:
Ingredientes: 1 taza aceite
2 tazas de harina integral
1 taza coco rallado
1 taza pasas rubias
1 taza azúcar + 10 gotas de endulzante
1 taza zanahoria rallada
1/2 taza linaza entera
4 huevos blancos
1 cda bicarbonato
1 cda de polvos de hornear
canela
Preparación: Se bate el azúcar con el aceite. Se agrega los huevos (de a uno), luego de a uno en este orden: el harina+bicarbonato+ polvos, el endulzante, el coco rallado, las pasas, la linaza, la zanahoria y la canela. Se enmantequilla el molde, se pone al horno y zchaz! Listo el quequito.
Se puede poner una cobertura de chocolate, el cual generalmente engullo antes de finalizar la receta, Lo espero tomando un tintico (como dice Flav) y hablando unas "parolas" con mis entrañables compañeros. ¿Cómo pasamos de llenar el estanque a cocinar queques? ¿cómo pasamos desde las puestas de sol embirradas a un mate mirándonos con ojos asesinos? ¿Cómo es que aún seguimos poblándonos de recuerdos si ya no hay más mega disponible? Ahora ya no es sólo la música me evoca, sino el olor a Argentitalia chilena, olor a Patagonia, tan chilena pero con una nota trasandina. Me alegro tanto de que estén acá, a pesar de todo lo que ha pasado, a pesar de todos los rasguños, me llueven los ojos al verlos llegar...los quiero profundamente...aunque ustedes no a mi...

2 comentarios:

Marie dijo...

Hola!!!!!!!!!!
te he invirtado a una cadenita...anada te va ab gustar!!! besos

The VoraGineM dijo...

Hola... q tal? esto si es Blog no como el mio, es q tu sabes de estas cosas... me parece interesante eso de q cuentes por q SEDVSA... no?
Mi niña... muy en serio quieo decir que eres ua personita muy interesante con la cual tengo bastante afinidad.. te quiero muhco niña... espeor que este smuy bien besos besos y mas besos... cuidese muhco... asatan!!!